Diccionario Etnobotánico
Noni

Morinda citrifolia

Es originario del sureste de Asia. El noni es un árbol pequeño, recubierto de corteza verde brillante. Las hojas son elípticas, grandes, simples, con venas bien marcadas. Florece a lo largo de todo el año, dando lugar a pequeñas flores blancas y múltiples frutos. Produce muchas semillas, dotadas de un saco ligero que favorece su distribución por el aire. Cuando madura, posee un olor penetrante y desagradable. Crece libremente en terrenos bien drenados, tolera la salinidad y las sequías. Se encuentra en estado silvestre en una gran variedad de ambientes, desde bosques semicerrados hasta terrenos volcánicos, costas arenosas y salientes rocosas. Su crecimiento se da en condiciones de temperatura de hasta más de 38ºC, y sin mayor necesidad de cuidados, ya sea bajo sombra o sol. Se propaga por esquejes y semillas.

Usos:

Las frutas, hojas, flores, tallos, cortezas y raíces del noni se utilizan para curar una larga lista de dolencias. Pero sobre todo es un potente anticancerígeno, y un excelente aliado en la salud intestinal.

Morinda citrifolia